miércoles, 27 de mayo de 2015

Diferentes adhesivos para los suelos vinílicos

Si se está buscando un suelo resistente, que sea suave bajo nuestros pies, con una buena durabilidad y una excelente relación calidad-precio, los suelos vinílicos pueden ser la solución ideal para esta clase de demanda. Dentro de la amplia gama de modelos podemos encontrar aquellos que cuentan con adhesivo incluido o aquellos para los que para su colocación hay que utilizar un adhesivo especial.

A pesar de la gran variedad de adhesivos existentes, hay uno que es muy recomendado por fabricantes y profesionales del sector, la resina epoxi, la cual da unos resultados formidables dado que es muy difícil que habiendo pegado bien el vinilo al subsuelo puedan despegarse. Pero además de esta clase de adhesivo existen más en el mercado y en esta entrada vamos a conocer algunas de las alternativas que podemos encontrar en el mercado.

¿Qué adhesivos podemos encontrar en el mercado?

En el mercado podemos encontrar los conocidos como adhesivos con COV. Se trata de adhesivos Compuestos Orgánicos Volátiles. Están hechos a base de plantas y podemos encontrar otros hechos de pasta de harina de centeno, pegamento de resina o de caucho natural e incluso pegamento de celulosa, proporcionando un adhesivo natural y duradero que ofrece muy buenos resultados, por lo que habrá que elegir suelos vinílicos que sean de calidad y formen un buen tándem.


En el mercado podemos encontrar muchos otros adhesivos para pegar los suelos vinílicos, un pegamento especial conocido popularmente como cola vinílica así como pegamento para etileno o pegamento para acrilato entre otros nombres.  Se trata de pegamentos bastante efectivos y de precio popular que suelen encontrarse en tiendas especializadas en pavimentos y suelos para el hogar o en tiendas especializadas en bricolaje principalmente.

A pesar de que el mercado ofrece un gran número de adhesivos y colas para suelos vinílicos, también podemos encontrar vinilo que no requiere de adhesivo para la instalación, sobre todo porque ya lo lleva incorporado y solo tenemos que despegar una lámina protectora e ir colocando las baldosas o los tablones de vinilo en el lugar correspondiente, haciéndose así mucho más sencillo y rápido a la hora de instalar.

Una ventaja con la que cuentan los suelos vinílicos es que pueden colocarse sobre otros subsuelos, para lo que se debe utilizar adhesivo, siempre que el subsuelo esté limpio y nivelado o no haya que equilibrarlo con mortero para cubrir las juntas de un anterior pavimento. Por lo demás es muy sencillo de instalar.

Un consejo importante es que si se va a colocar alguna clase de suelos vinílicos sobre linóleo y éste es antiguo, es conveniente retirarlo  dado que antaño se fabricaban linóleos con asbestos, algo que para ser retirado se requiere la ayuda de un profesional dado que los asbestos pueden ser peligrosos para la salud.

Por lo demás, no existe ningún problema para la instalación de los suelos de vinilo, siendo un proceso sencillo y habiendo elegido un vinilo y un adhesivo de calidad, se puede tener un suelo bonito, duradero y muy resistente al paso del tiempo, siempre y cuando se le realice una limpieza periódica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario